lunes, 1 de febrero de 2016

Katuki Saguyaki, lucha de política y diseño gráfico

No vamos a abordar en este post el diseño político, o el diseño al servicio de esta u otra ideología, sino a constatar con el ejemplo concreto los cambios sociales que están teniendo lugar en la sociedad, y como el viejo modelo se sigue quebrando a pesar de las  llamadas a la calma. Y es que tenemos que remontarnos a la Navarra después del franquismo para enlazar las dos historias de los diseñadores más conocidos de la comunidad;
Ricardo Bermejo pertenece a los diseñadores que llegaron a finales de los 80 a limpiar todo el diseño con estilos elegantes y depurados pensados para perdurar y que reunían lo mejor de la escuela suiza, sin duda su trabajo más destacado fue la estilización del escudo del Gobierno de Navarra, que marcó un hito en la comunidad y fuera de la misma. Pero sus éxitos no son tan lejanos en el tiempo, la mas reciente renovación estética de la ya desaparecida CAN fue una obra inmensa, tanto en calidad, como, al parecer, económica, ya que la misma terminó sus días entre escándalos políticos de sobresueldos, etc.  El diseñador había estado siempre realizando los encargos de una clase política que terminaría por ceder sus puestos, y también por sucumbir a sus actitudes.


Mikel Urmeneta ganó en 1990 el conocido concurso de carteles de San Fermín, para entonces llevaba ya un tiempo con su estudio Kukuxumusu, trabajando en un diseño herencia del Pop Art más de moda a finales de los 80. Sin embargo los trabajos del dibujante estuvieron siempre más orientados al público general, realizando una ingente cantidad de materiales (camisetas, paraguas, llaveros, etc..). Pero tubo un éxito tal que pronto se encontraría con una multinacional de considerable tamaño. Pero daba la sensación de que Urmeneta se dedicaba más a su trabajo artístico en NY y que Kukuxumusu se había convertido en una fabrica de "siempre lo mismo". Mikel siempre ha disfrutado enseñando lo más popular de su ciudad, apasionado de la vida más golfa, en una ciudad donde lo alternativo y lo político han estado muchos años cogidos de la mano. Como por ejemplo, el deseo del autor de utilizar siempre la segunda lengua oficial de la comunidad.



La Crisis vino para pegar un buen revolcón a todo, y con ella vimos hace dos años la imposible fusión entre Ricardo Bermejo y Mikel Urmeneta, dejando al primero como accionista mayoritario, y al segundo como depositario de la licencia de sus personajes. La fusión no podía durar y Ricardo fue despidiendo a todo el "clásico" equipo de Kukuxumusu, terminando por despedir al propio Mikel, entre acusaciones mutuas. Lo cierto es que se contraponían dos caras de la misma moneda que han sido los últimos 30 años, un tiempo, en el que la política local ha dado también un giro de 360º, la crisis no ha dejado a nadie en pie, y las empresas de diseño local se enfrentan siempre a la misma disruptiva que las impide crecer, la dirección de arte, que es a su vez, una lucha de poder e imposición.

Finalmente Urmeneta y otros despedidos de Kukuxumusu han creado una nueva marca #katukisaguyaki , toda una declaración de intenciones ya que en una traducción libre podemos denominarla como ( Carne de gato, comida para ratones). Donde está claro pretende enfrentarse a Bermejo con su marca Kukuxumusu. Si bien creemos, que finalmente se impondrá la nueva generación que está por despuntar.


Publicar un comentario en la entrada