jueves, 4 de septiembre de 2014

Premio Chicago Athenaeum a una escuela infantil en Berriozar

Los arquitectos Larraz, Beguiristain y Bergara se han echo ya con varios premios con esta escuela infantil situado en Berriozar, Navarra. Está inspirada en las escuelas municipales italianas "Reggio Emilia" y francamente, creo que su inspiración está claramente influenciado por la arquitectura antigua imperial romana. Se organiza a través de una plaza interior, que sirve como lugar de encuentro. Y es que, combinar lo nuevo y lo viejo, es la fórmula clásica del éxito, y si sirvió para crear las obras de Eurípides, como no va ha funcionar en el urbanismo y arquitectura del S.XXI. En su forma exterior, destacan las coloridas columnas que sirven como valla y que le dan el carácter infantil, así como sus aberturas para iluminar de forma natural el interior. Todo un acierto de carácter y mesura que deberían tomar todas aquellas ciudades (y doy fe que son muchas), que han invertido en grandes obras innecesarias y se olvidan de las más necesarias y sencillas.


Publicar un comentario